Emisora Jogoniando

Categorías
Sin categoría

PORQUE LA CULTURA DE UN PUEBLO ESTA EN SUS RAÍCES, AQUÍ ESTA JOGONIANDO LA EMISORA DE LA CULTURA.

Un legado cultural nos mueve, la esencia de saber que hemos permanecido a través del tiempo, y que no desconocemos de dónde venimos y quienes somos. Sencillamente un pueblo humilde, enemigo número uno de las desigualdades sociales, del racismo de la discriminación. Somos un pueblo originario que lleva nuestra esencia de primeros pobladores, reyes de nuestra tierra y conocedores de misterios, de plantas y cosmos, que no nos pudieron quitar quienes  pasaron por aquí. Gracias mayores y Taitas por su sabiduría y conocimiento que comparten con nosotros unidad y cultura!!!
Categorías
Sin categoría

JOGONIANDO LA EMISORA DE LA CULTURA

Nuestros Ríos, nuestras montañas, nuestra tierra, son sin lugar a dudas el complemento perfecto de nuestra vida. En ellos se refleja nuestro pensamiento, identidad, nuestro compromiso de proteger, de cuidar  aquella riqueza que tenemos y que quizás, a veces no entendemos y pensamos que debemos ponerle precio, y dueño a algo que no nos pertenece, puesto que nosotros le pertenecemos a ella; si a nuestra, madre naturaleza. De ella surgimos y a ella volvemos.
Categorías
Sin categoría

SEMANA SANTA, UN TIEMPO PARA REFLEXIONAR, Y ENCONTRARNOS CON NUESTRA PAZ INTERIOR.

Independientemente, de la religión o la Fe que profesemos, nos hemos preguntado, ¿de donde vine, quien soy yo, por qué estoy aquí, cuál es mi misión en esta tierra. Cuál es mi objetivo?

En Jogoniando la Emisora de la cultura, reflexionamos acerca de nuestra existencia, y afirmamos  que existe un Dios, que es el Rey Celestial Creador de todas las cosas y que nos puso por encima de todas los seres vivientes, capaces de reconocerlo a EL, como Padre de Amor y Bondad. Veneramos a nuestra Madre Santísima, si a la Santísima Virgen María  madre de nuestro señor Jesús. Y la tomamos como ejemplo, al igual que la vida de los santos, como un modelo de vida, capaces de sentir el dolor del hermano que sufre, el desvalido  el más necesitado. Y no necesitamos  darnos golpes de pecho y aparentar, o volvernos fanáticos religiosos, para saber que desde nuestra propia vida podemos servir,  finalmente a eso vinimos, y este es el verdadero sentido de vivir en comunidad.